Aborto, divorcio e inmigración: ¿por qué en negativo?

30 06 2008

El pasado 29 de junio,  La Gaceta de los Negocios publicaba un artículo de Jorge Bustos, bajo el título España, número uno en récords negativos, en el que el autor enumeraba una lista de supuestos “ámbitos negativos” en los que, al parecer, España ocupa el primer lugar.

 

El autor calificaba de “records negativos” fenómenos tan dispares como el incremento en el número de divorcios, las cifras sobre interrupción voluntaria del embarazo o los últimos datos sobre inmigración, sin ofrecer ningún tipo de razonamiento acerca de por qué habrían de considerarse esos acontecimientos como “ámbitos negativos”.

 

Según se desprende del texto, y a pesar de ser un derecho legalmente reconocido por la legislación española, el autor parece considerar el hecho de que las mujeres puedan decidir libremente acerca de su maternidad, como un acto “punible” y menciona peyorativamente a España como “la abanderada de la baja natalidad y del aborto más o menos impune”.

Tras incluir el consumo de psicofármacos legales en su dudosa lista de “records negativos” encabezados por España, a continuación le toca a la inmigración: “España es el país que más ha crecido por causa de la inmigración, pasando ésta de suponer 500.000 personas en 1996, a 5,22 millones en 2007”. Se vislumbra aquí una concepción de la inmigración como una lacra y, al incluirla en su recopilación de supuestos “ámbitos negativos” en los que destaca España, se ofrece una imagen negativa de las personas inmigradas, haciendo ostentación de una lamentable falta de responsabilidad y de respeto.

De nuevo comprobamos lo fácil que resulta sucumbir ante tópicos y prejuicios y cómo se opta por culpabilizar y demonizar a ciertas personas y colectivos, a los que se acusa de ser los causantes de todos los “males” que afectan al país, en un desagradable discurso de marcado carácter moralizante, misógino y xenófobo.

Anuncios




El deporte femenino: los medios informan poco y mal

13 06 2008

 

El reciente triunfo de la tenista Ana Ivanovic en la final femenina del torneo de tenis de Roland Garros 2008 ha puesto otra vez de manifiesto el tratamiento sexista que las mujeres deportistas continúan recibiendo en algunos medios de comunicación.

 

El deporte femenino suele tener una presencia mediática sensiblemente inferior al deporte masculino y además, cuando se habla de mujeres deportistas, se hace presentándolas como símbolos eróticos u objetos sexuales y poniendo énfasis en elementos extradeportivos como su aspecto físico, su vestimenta o su personalidad.

 

Un ejemplo de la utilización erótica del cuerpo de la mujer en la información deportiva lo encontramos en un artículo titulado “El tenis bello”, publicado en el diario El Norte de Castilla el 8 de junio de 2008, en el que autor afirma que ver jugar y ganar a la tenista Ana Ivanovic es un placer “ […] porque esta chica es un bellezón como la catedral de Toledo a lo ancho. Y, entre la pléyade de rusas rubias y gritonas, va esta morenaza de encantadora sonrisa y se cuela en el altar de ese olimpo de diosas atléticas y millonarias”.

 

Por su parte, el diario Marca, en una noticia publicada el mismo día, manifestaba que “Ana Ivanovic ha robado el corazón de la afición parisina con su sonrisa, su esbelta figura y sus ganas de comerse el mundo”. Además, en un perfil sobre la tenista, publicado en el mismo diario antes de la semifinal femenina del torneo francés, el autor recurría al estereotipo facilón al asegurar que “Ivanovic es una chica sencilla. Como a todas las féminas, le gusta ir de compras, uno de sus vicios confesables”. Y en una entrevista publicada el 10 de junio, el diario se refería a Ivanovic como “la belleza balcánica”.

 

Finalmente, el diario ABC anunciaba: “La serbia, la sonrisa más bonita del circuito y la segunda tenista más bella del mismo (por detrás, por supuesto, de Elena Dementieva), ganó por su mayor consistencia, porque manejó mejor los momentos decisivos del encuentro […]”. En este caso, se afirmaba que la jugadora venció porque “manejó mejor los momentos decisivos del encuentro”, pero justo después de proclamar que Ivanovic es la “la sonrisa más bonita del circuito y la segunda tenista más bella del mismo”.

 

Los medios de comunicación deberían demostrar una mayor seriedad en el tratamiento informativo del deporte femenino, así como esforzarse por conseguir una mayor equidad en los espacios informativos y de opinión dedicados a informar sobre mujeres deportistas. Ése es el reto para los y las profesionales de los medios: hablar más del deporte femenino y, sobre todo, hacerlo bien.





¿Habitaciones de hotel para mujeres?

3 06 2008

Recientemente una cadena hotelera ha anunciado un nuevo servicio dirigido especialmente a sus clientas. Se trata de las “pink room, habitaciones femeninas creadas para la mujer que viaja”, según informa la cadena hotelera en su página web. Pero, atención, ¿qué tiene de especial una “pink room”? Pues, entre otros detalles, que la habitación incluye un espejo de cuerpo entero, una revista femenina, barritas de cereales en el minibar, zapatillas ‘pink’ talla M y una báscula. Revelador.

Se trata de una iniciativa que pone en evidencia las ataduras que nuestra sociedad nos impone como mujeres, obligándonos a ceñirnos a formas muy concretas de feminidad, basadas exclusivamente en el culto a la belleza, la juventud y la delgadez. Gracias, Hesperia, por pensar en nosotras. Seguro que leyendo una revista “femenina” (?) y con una báscula en la habitación nos será mucho más fácil el camino hacia una feminidad más libre y menos excluyente.

 

 

 

Ver nota de prensa de Hesperia aquí.