La belleza como instrumento de control

10 07 2008

Con una virulencia inédita hasta nuestros días, con unas estrategias cada vez más agresivas, los medios de comunicación y en especial la industria publicitaria insisten en difundir un modelo de belleza que presenta el cuerpo de las mujeres como un espacio de imperfecciones que hay que corregir.

 

Se nos imponen dietas, alimentos light, largas sesiones de gimnasio, spas, productos de belleza e incluso cirugía invasiva. ¿Por qué nos sometemos a estas prácticas? ¿Quién marca estas pautas? ¿Quién opina y quién decide sobre nuestros cuerpos? ¿Quién pone tan ingente empeño en generar insatisfacción para después ofrecer soluciones? 

 

La cultura imperante es cada vez más violenta con las mujeres, violencia no sólo física sino también simbólica. Física, porque se presenta una imagen distorsionada del cuerpo y se incentiva a invertir tiempo, dinero y energía en tratar de conseguir a cualquier precio cánones de belleza irreales e inalcanzables. Simbólica, porque se presenta la belleza no sólo como una cuestión de apariencia sino también de comportamiento, es decir, para conseguir éxito social hay que adaptarse y ceñirse a los roles establecidos.

 

El actual estilo de vida occidental permite a las mujeres el acceso a la vida pública, al mundo laboral y a la educación. Pero establece otros métodos de control. Imponiendo masivamente la ideología de la belleza, la sociedad enseña a las mujeres a medir su éxito personal, profesional y social en términos de apariencia física y de adecuación a los roles.  

 

Las presiones sobre las mujeres son hoy en día si cabe más fuertes que nunca, más sutiles, pero tan dañinas e intelectual y políticamente tan desmovilizadoras para las generaciones actuales de mujeres como fueron en su día la religión y el patriarcado.

 

 

 

Las poderosas industrias de la moda y la cosmética difunden unos cánones ficticios e imposibles y explotan la imagen de las mujeres en beneficio propio. Necesitan de la insatisfacción de las mujeres con sus cuerpos para seguir obteniendo beneficios. La insatisfacción corporal, masivamente inoculada como un virus en las mujeres de las sociedades occidentales, se ha convertido en el gran negocio del siglo XXI y en un rentable y eficaz instrumento de control.

 

Si la publicidad y los medios de comunicación tradicionales no son capaces de presentar imágenes y mensajes respetuosos con los cuerpos de las mujeres, salvo quizá en muy contadas ocasiones, los nuevos medios (webs, blogs, foros), más participativos, ofrecen la oportunidad de escuchar otras voces. Usemos, pues, las herramientas de que disponemos para hacer frente a las imposiciones de las grandes corporaciones que nos dicen qué aspecto debemos tener y cómo nos debemos comportar. Reivindiquemos, decidamos, difundamos imágenes y mensajes alternativos, más acordes con nuestra realidad, para poder vivir como quienes en verdad somos.

 

Permanezcamos alerta a las agresiones, porque en definitiva lo que está en juego es nuestra salud física y mental.

_________________ 

Para profundizar:

 

 

Wolf, Naomi. The Beauty Myth. How Images of Beauty Are Used Against Women. New York, William Morrow and Company, 1991.

 

Anuncios

Acciones

Information

2 responses

14 10 2008
Rahms Ohn

Completamente de acuerdo, y, sin embargo, con una pequeña matización. Los hombres también estamos sufriendo esta suerte de dictadura neoclásica del cuerpo, como si todos debiéramos parecer haber sido diseñados por Fidias. ¿No sería esto un indicio de que la igualdad entre sexos está avanzando positivamente? La panza, los brazos musculados, los pectorales… Los que no respondemos a este estereotipo de belleza masculina (una belleza muy relacionada con el poder) cada vez somos más, y menos observados.

26 01 2017
Las feas somos más – La Duende a Rayas

[…] humillarte y machacarte. La imposición a las mujeres de que sean bellas siempre ha servido para controlarnos. Mientras nos preocupamos de nuestro maquillaje (sólo de eso, que no voy a dejar de pintarme los […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: